Sincero como “hoy no se fía, mañana sí”


La Responsabilidad Social Empresaria (RSE) está de moda. Las corporaciones intentan llegar a la comunidad de múltiples formas, pero sus verdaderas motivaciones no siempre son las mismas –al menos, eso quiero creer…-. Me refiero a que muchas llegan en obras a la sociedad, a través de propuestas educativas, culturales, asistenciales (en salud, alimentación, etc.), pero no todas parecen estar impregnadas de un verdadero espíritu social, sino más bien de verdaderas campañas de marketing.
No digo que esté mal que lo bueno que las empresas tratan de acercar a la ciudadanía de alguna forma le “rebote” a la misma organización, pero sí que los disfraces son muy hipócritas.
En ese sentido, las campañas de comunicación deberían ser absolutamente sinceras, si se está haciendo RSE, algo que no parece del todo así. En temas tan sensibles como son algunos para la sociedad argentina, habría que poner todo el cuidado y la verdadera intención de colaborar, dejando de lado el rédito propio.
Es así que me parece que algunos carteles de publicidad en autopistas -que pretenden aparecer como una preocupada RSE de parte del anunciante- solo intentan de fondo llevar agua para el propio molino. Y lo peor del caso es que hacen referencia a una cuestión tan traumática para nuestro país como es la de los accidentes de tránsito. Me refiero a “Si tomaste, no manejes”. Este mensaje, en avisos de importantes medidas, somete la acción de conducir a la condición de haber o no tomado alcohol previamente. Pregunto: ¿Por qué no recomendar “Si manejas, no tomes”? ¿No sería más lógico evitar el acto de beber alcohol que el de manejar? ¿No debería estar al revés la condición? ¿Existe RSE en “Si tomaste, no manejes”? ¿No es mucho más valioso pretender que no haya gente alcoholizada (aun en contra de los intereses de la compañía), que pretender que los alcoholizados no conduzcan?
Creo que lo que no debe “tomarse” a la ligera son las cuestiones importantes... ¿Vos qué opinás…?

3 comentarios:

Cristian dijo...

Estoy de acuerdo con la opinión.

Anónimo dijo...

Es muy correcto el análisis,además este tipo de anuncios se pueden deducir de los impuestos en un 100% esto hace que las empresas puedan mantener los productos a costos populares y se puedan vever en gran escala.
Muy bueno el artículo.
Botija

andy dijo...

Opino lo mismo en cuanto a no tomarse las cuestiones importantes tan a la ligera y creo que se da en muchos casos. De todas formas, pienso que en el anuncio "si tomaste, no manejes" puede ser distinto. Puede que haya una estrategia de complicidad digamos que para no confrontar con quien suele beber y obtener una mejor respuesta frente a la proposición.